¿Se puede suavizar la lana?

¡Sí! La forma de suavizar la lana es mantenerla húmeda, en un lugar fresco con mucha circulación de aire. La lana se suaviza utilizando las siguientes técnicas:

La lana es naturalmente aceitosa y huele a algo muy dulce. Así que podemos usar muchos aceites para suavizarlo. Tenemos muchos aceites en nuestra casa, pero usamos sólo unos pocos de esta manera. El uso de aceites hará que su cárdigan se sienta más natural, pero también es una buena idea tener un poco de aceite a mano en caso de clima repentino e inesperado. ¡Y no olvides los aceites esenciales! Una buena regla general es que si ves algo que te gusta, deberías usarlo. Cómo hacer un suéter de lana suave (un gran proyecto para principiantes) Empezamos lavando tu suéter. No voy a molestarte con un proceso de limpieza completo, porque es un dolor en el cuello. En su lugar, usamos el vapor. Si se siente como si fuera a vapor en tus manos, es porque lo es. Cuando el agua hierve, la humedad se evapora, dejando atrás una masa sólida. Eso es lo que hace que sea difícil de limpiar. En su lugar, podemos vaporizarlo en su lugar. Me gusta usar este método, ya que es menos desordenado y no tienes que preocuparte por conseguir todo el vapor.

Primero, prepara tus toallas de lino o algunos otros paños secos. ¡Esta parte es más fácil de lo que crees! Abre la toalla de lino o algún otro paño que usarás para vaporizar tu cárdigan. A continuación, enrolle la toalla o el paño en un movimiento circular para crear un círculo grande. De esta manera harás un gran círculo que doblarás por la mitad, dejando un pedazo largo de toalla que puedes cortar en pedazos. Ate un pedazo de la toalla junto con un pequeño nudo. La toalla debe ser de tamaño mediano, al menos de dos a tres pulgadas. Una vez que haya terminado, puede quitar el nudo y sacar la toalla de la tela. Si tienes mucho cuidado, podrás separar un poco la toalla de la tela. Vas a hacer esto en unos pocos pasos. ¿Qué es importante a la hora de comprar cárdigans? Paso 1: Gire la tela y dóblela cuidadosamente por la mitad, dejando un pedazo corto de toalla colgando a un lado. Si no puedes ver esta imagen, puedes hacer esto fácilmente sosteniendo la tela de lado a lado y usando un pequeño toque. Usted estará doblando la toalla por la mitad de nuevo, pero esta vez estará acostado plana, con el pulgar y el dedo medio en la parte superior de la tela. Use un pequeño toque con el lado de la mano para hacer la costura. Esta parte toma un tiempo, pero es una buena señal. Paso 2: Utilice la aguja de la aguja derecha (utilicé un 10 mm) para coser la tela en el centro. Usé una aguja más pequeña para esto, porque quería mantener la tela agradable y lisa en la parte posterior. Hice una pequeña hendidura en la parte delantera para poder sacar la tela de la espalda con una mano. Paso 3: Doblar por la mitad, y repita el paso 2. Ahora que la tela está en el centro, usa tus marcadores de puntada para marcar la parte superior, la parte inferior y las costuras laterales de tu suéter. Vas a empezar cosiendo a lo largo de un lado, y luego subir al otro lado. Si desea mantener la línea de costura recta, utilice un segundo marcador de puntada y, a continuación, dibuje la costura lateral.